ONU insta a evitar riesgos para la salud por alimentos inseguros

0
67
Ayudar a prevenir, detectar y gestionar los riesgos para la salud transmitidos por alimentos inspira la celebración hoy por primera vez del »Día Mundial de la Inocuidad de los Alimentos», dirigida a promover una alimentación segura.

 

La iniciativa fue aprobada por la 62 sesión plenaria de la Asamblea General de la ONU a través de su resolución 73/250, el 20 de diciembre de 2018.

La decisión tuvo en cuenta la considerable carga mundial de enfermedades de transmisión alimentaria que afecta a personas de todas las edades, sobre todo niños menores de cinco años y personas que viven en regiones del mundo con ingresos bajos.

El texto señala que no existe seguridad alimentaria sin inocuidad de los alimentos, máxime cuando es cada vez más compleja la cadena de suministros de alimentos y cualquier incidente adverso relativo a la inocuidad de los alimentos puede tener efectos negativos en la salud pública, el comercio y la economía mundiales.

Además destaca la urgente necesidad de crear conciencia a todos los niveles y promover y facilitar la adopción de medidas en pro de la inocuidad de los alimentos.

El organismo internacional encargó a sus agencias, la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) y a la Organización Mundial de la Salud (OMS) a liderar los esfuerzos para promover la ingesta de alimentos seguros.

Cada año, de acuerdo con la FAO, 600 millones de personas, casi una de cada 10 en el mundo, enferman por comer alimentos contaminados por bacterias, virus, parásitos o sustancias químicas y 420 mil mueren anualmente por esa causa.

Los niños menores de cinco años padecen el 40 por ciento de las enfermedades transmitidas por ellos, con 125 mil muertes al año.

Todo ello además de los daños al desarrollo socioeconómico, al agotar los sistemas de atención sanitaria y dañar las economías nacionales, el turismo y el comercio.

En torno a la efemérides la FAO y la OMS subrayan la importancia del acceso de todos a alimentos seguros, nutritivos y suficientes, principios enmarcados también en las acciones para promover la salud y acabar con el hambre, dos de las metas principales de los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

Ambos organismos aúnan esfuerzos para ayudar a los países a prevenir, gestionar y responder a los riesgos a lo largo de la cadena de suministro, trabajan con los productores, vendedores, las autoridades reguladoras y las partes interesadas de la sociedad civil, tanto en alimentos de producción nacional como de importación.

Sostienen, además, que las acciones correctas a lo largo de la cadena de suministro de alimentos, desde los agricultores hasta los consumidores, así como el buen gobierno y adecuadas regulaciones, son esenciales para lograr una alimentación segura.

Fuente: PL

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here